Jue. May 30th, 2024

Cd. Victoria, Tam.- Parece claro que la elección del 2024 se concentra en dos fuerzas (MORENA y el Frente Opositor) siendo además altamente probable que, por primera vez en la historia patria, la competencia se libre entre mujeres, CLAUDIA SHEINBAUM y XÓCHITL GÁLVEZ. Noticia mayor (de confirmarse) para un país dónde (1) jamás una mujer ha ocupado la silla presidencial, (2) el tema de la equidad de género está más vivo que nunca, entre otras razones (3) por el incremento de la violencia contra las mujeres, abusos del más diverso tipo y (lo peor) la escalada de feminicidios.

Acaso alguien diga que es temprano para lanzar vaticinios, pero el calendario tiene otros datos, Antes de un mes se anunciarán las dos candidaturas principales, oficialista y opositora. Para ser exactos, la primera semana del mes patrio. El Frente Opositor anunciará el resultado de su proceso interno el domingo 3 de septiembre y MORENA hará lo propio tres días después, el miércoles 6.

Ello, mientras Movimiento Ciudadano sigue sin definir (o, al menos, mostrar) su juego. Sabemos que el (otrora presidenciable) gobernador de Jalisco ENRIQUE ALFARO ya se bajó de la contienda. Quedan el neoleonés SAMUEL GARCÍA y el alcalde regio DONALDO COLOSIO, entre otros. Mientras guindas y prianistas se encuentran enfrascados en sendas contiendas internas, el MC no parece interesado en que compitan sus prospectos. El control de la cúpula es total y la decisión es de DANTE DELGADO.

Más todavía, se piensa que esto dependerá de quienes sean postulados por las otras dos fuerzas. Quiénes queden, en efecto, pero también quienes serán cepillados. Los naranjas desean ver primero el bufet.

RECLUTAR INCONFORMES Aunque él lo niegue, su postura parece calca de una vieja práctica que en las décadas finales del siglo 20 observamos en los minipartidos (los de aquellos años, en particular el PARM y el Frente Cardenista) por lo que concierne a las elecciones estatales y municipales.

Estrategia consistente en atrapar disidencias de los partidos mayores. En particular del entonces todopoderoso PRI. Recoger (así se decía) “lo que se caiga de la mesa”. Aquellos aspirantes que no lograron candidaturas, quedaban inconformes con el dedazo y tenían canicas suficientes para presentar batalla, eran invitados por membretes francamente marginales, haciéndolos competir con cierta posibilidad de éxito.

Por citar dos ejemplos, así se catapultaron en Tamaulipas figuras como JORGE CÁRDENAS y el primer CANTÚ ROSAS, el que dejaba un espacio entre el primero y el segundo apellidos. Y así parece estar jugando DANTE. No se define hasta esperar qué pudieran ofrecerle los precandidatos ganadores y perdedores de las fuerzas principales. En particular de MORENA, ya sea para cooptar alguna de las figuras disidentes o bien para dar su apoyo a la corcholata triunfal.

Dependiendo de quien quede. Recuérdese que el MC, cuando se llamó Convergencia, fue aliado del viejo PRD (hoy MORENA), postuló en 2000 a CUAUHTÉMOC CÁRDENAS y dos veces a LÓPEZ OBRADOR, en 2006 y 2012, ya con el nombre de Movimiento Ciudadano. En 2018, el partido naranja se alió con el PRI y el PAN para apoyar la fallida candidatura del albiazul RICARDO ANAYA. Durante los años posteriores y más recientes, DANTE DELGADO ha mantenido una postura muy crítica contra su antiguo aliado, el obradorismo. Pero la impresión es que su bronca no es precisamente con MORENA sino con AMLO.

Divergencias personales, desacuerdos más de forma que de fondo. Sin embargo, lo que diga o haga el MC parece no modificar la polarización que desde ahora se advierte entre el oficialismo guinda y el bloque opositor. DISTINTA AGENDA Lo cual nos lleva a la posibilidad señalada líneas arriba de que la decisión se dirima entre dos mujeres, SHEINBAUM y GÁLVEZ.

Lo cual garantiza que será una dama quien gobierne a partir del primero de octubre del 2024. Y ese récord histórico que parece asomar de manera inminente no es la postulación femenina ya antes experimentada, sino el inevitable triunfo, al ser mujeres las opciones mayoritarias. Candidatas ya tuvimos, aunque perdedoras, si recordamos a figuras como JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA (PAN, 2012), PATRICIA MERCADO (Alternativa Socialdemócrata, 2006) y también a la precursora de las postulaciones femeninas, ROSARIO IBARRA DE PIEDRA (PRT, 1982 y 1988).

Antes hubo candidatas, lo nuevo ahora es que habrá ganadora. Y esto (además de la polarización de fuerzas) le otorga un benévolo y muy necesario espíritu de género a la competencia del año entrante. Oportunidad interesante para agrupaciones y causas de la sociedad civil involucradas con la equidad y la justicia de género, en temas como el acoso laboral y la defensa de mujeres violadas. Sin olvidar a las madres buscadoras que hoy deambulan por cementerios clandestinos y (para desgracia) se convierten en nuevas víctimas de los mismos grupos violentos. Temas, todos ellos, urgentes que además resultarían inevitables. Destinados a ocupar un espacio amplio en la agenda de las candidatas.

Y hasta en discusiones, propuestas, polémicas, debates. Otro asunto interesante es que CLAUDIA y XOCHITL, por encima de coincidencias y diferencias, han cultivado una amistad de años. Ambas fueron titulares de las respectivas alcaldías capitalinas en TLALPAN y MIGUEL HIDALGO. Unamitas las dos, con grados de ingeniería (XOCHITL en nivel licenciatura, CLAUDIA en sus dos postgrados) tendrían, incluso, enemigos comunes, como la extrema derecha que hoy reprocha a GÁLVEZ su pasado trotskista y señala a SHEINBAUM sus antepasados judíos. Y, en efecto, acaso sea temprano para proyectar las particularidades de la contienda venidera, especialísima en fondo y forma.

Pero el calendario tiene otros datos y algunos rasgos de dicha justa ya se empiezan, desde ahora, a manifestar.