Sáb. May 18th, 2024

Por Oscar Díaz Salazar

Si la definición de candidatos de morena a diputado federal y senador fuera motivo de una quiniela, ruleta, sorteo o cualquier método de concurso de adivinación, les diría que al día de hoy, 10 de enero de 2024, «así amanecieron las apuestas», así van los números, estos son los favoritos:

Por el distrito uno con cabecera en Nuevo Laredo, el puntero en solitario es el Chale Boy Junior, el Brother de su sister, el ex presidente Carlos Cantú Rosas, que con esto vería terminada su larga, penosa y difícil ausencia de la política y de la patria. Es bien visto en Victoria, tiene base social, tiene viáticos suficientes para solventar una campaña, tiene una hermana que lo adora y que algo le puede ayudar desde la presidencia municipal. Como decía el pelao del chiste al que le fallaban las cuerdas vocales: ¿Qué te falta pelao? ¿qué te falta?

En el caso de los dos distritos cuya cabecera es Reynosa, por claridad en la exposición conviene tratarlos juntos. Tras la reacomodo nacional de los 300 distritos electorales para que cada uno de estos represente un número similar de ciudadanos, Tamaulipas perdió un distrito y pasó de tener nueve a contar con solo ocho. En la redistritación, el antiguo distrito dos pasó a ser el nuevo distrito 7 y el nueve es ahora el siete que cubre la población que tenía el dos.

Va de nuevo: el distrito dos abarca el sur de Reynosa en exclusiva. Y el distrito siete, con cabecera en Reynosa, incluye población de la región ribereña.

Luego de esa extensa explicación que se entendería mejor con gráficas, les diré que en esos dos distritos, dos y siete, hay tres mujeres y dos caminos.

La regiomontana Olga Juliana que ya le agarró harto afecto a la curul, pretende su segunda reelección y tal parece que cuenta con buenos padrinos, pues me aseguran que está en la jugada.

Magaly Deandar se ha movido bien. Ha dado muestras de entender que hay tiempos de tronar cuetes y otros de recoger varas. Ha cumplido con valentía las misiones que le han dado para fustigar a los emisarios del pasado y a los personajes que siguen incrustados en puestos relevantes de la administración pública.

Si cumplieran realmente con eso de respetar lo que arrojan las encuestas, sin lugar a dudas que quien tendría planchada su reelección es la diputada Claudia Hernández. Hechura política de Jota Erre, la diputada Hernández tiene un estilo similar, un estilo discreto, de poco manejo en la prensa, que suple con presencia en territorio y buen manejo de redes sociales. Es de Reynosa, vive en Reynosa, ¡no como otras!, ¡ahí te hablan Olga Juliana!

Para el tres, el distrito que abarca Río Bravo, Sanfer, Matamoros, Burgos etc., etc., el puntero es el diputado local Elipha Gómez de Valle Hermoso. De acuerdo a mis fuentes, Elifa es impulsado por el presidente de Matamoros Mario López, a quien le asignaron dos distritos, 3 y 4, en calidad de responsable político.

En Matamoros, la candidatura, y me atrevo a decir que la curul, ya está escriturada para el presidente municipal Mario López.

En Victoria siguen sin entender la lección, sin apreciar el peligro de «revivir muertos» políticos. El candidato de la coalición será el verde «Beckenbauer» (les debo el apellido exacto), lo que sí les recuerdo es que se trata del sobrino de aquel personaje que siempre la gustó la verde y que recién desempacado del penal de Tenango del Valle, se alista para hacer campaña de la que piensa resurgir como el mártir de la democracia. Estoy hablando de Mi Geño de Oro.

A la diputada plurinominal Blanca Aracely Narro, le van a dar la oportunidad de que busque su reelección, pero en esta ocasión: caminando, haciendo campaña, por la vía de las urnas o mayoría relativa. Va por el distrito de Mante.

Para unos «puente de plata», para otros «manzana envenenada», así son de contrastantes las opiniones sobre la posible candidatura del presidente municipal de Madero, Adrián Oseguera, a diputado federal. En la reconfiguración de la geografía electoral, resulta que hoy Madero y Tampico forman un solo y único distrito, lo que implica que al presidente Oseguera tal vez le tocaría enfrentase a su vecino Chucho Nader, en un duelo que sería por demás interesante… Como dicen los pelaos de Matamoros: nos tendremos que preparar con unas cheves y unas pacorns (pop corns).

En cuanto al Senado, resulta que en Tamaulipas el verde no irá en coalición con morena, al menos no en la elección de senador.

La fórmula de morena la encabeza una mujer, la aún secretaria del Trabajo Olga Sosa. Y el varón sería José Ramón Gomez.

La fórmula verde, de acuerdo a los trascendidos y no desmentidos, es Geño y Maki Ortiz, en ese orden.

Desde luego que esto no es definitivo. No debemos olvidar esa expresión que afirma «del plato a la boca, se cae la sopa». Faltan los aprietes de último momento. La llamada del señor. El veto de la doña. El expediente que oportunamente se dio a conocer. El maletín que se entrega repleto. La indiscreción y el bloff antes de tiempo. La traición de los nervios. El recorte periodístico que nos recuerda dónde anduvo y que hizo el aspirante.

¡Ya falta menos!