Mié. May 22nd, 2024

MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA

El saqueó a la Comapa de Zona Conurbada no tiene límites desde que FRANCISCO JOSÉ GONZÁLEZ CASANOVA cobra como gerente de la misma, mientras Tampico y Madero padecen una epidemia de fugas de aguas negras y líquido que debiera ser potable.

Así es mis queridos boes, sucede que mientras la pandilla de priistas que han afilado el colmillo, la garra y sofisticado sus métodos para las raterías, desde que con ALVARO GARZA CANTÚ era alcalde porteño.
Por el otro lado la familia de la “gobernadora del sur” MÓNICA VILLARREAL ANAYA, hermana del gobernador constitucional AMÉRICO de los mismos apellidos, se despacha los pocos millones que la otra banda les deja del presupuesto.

En este espacio, la semana pasada les revelé como el yerno y el papá de este con si constructora fueron los ‘designados’ para la obra de reparación del Puente Roto en Altamira, trabajos valuados en unos 200 millones de pesos.

Ni como librar las sospechas de tráfico de influencias, cuando en la misma colaboración les deje la liga en la que se establece que la Secretaría de la Función Pública sancionó a la misma y la Fiscalía General de la República en una circular prohibió a los tres niveles de gobierno a contratarla.

El caso es que así como fue ‘palomeada’ para reparar el Puente Roto, Constructora y Edificadora Bares de la Huasteca S.A de C.V, propiedad del yerno MÓNICA de nombre DANIEL BARREDA ESPADA y su padre CARLOS BARREDA VARGAS se ha quedado con la poca obra que se hace con dinero de la Comapa de GONZÁLEZ CASANOVA.

Sucede que en el informe de febrero, Edificadora de Bares aparece hasta arriba de las empresas a las que se les ha pagado en el organismo.

Con una sola obra, el suegro y yerno de MÓNICA VILLARREAL ANAYA se llevó en ese mes más de 3 millones de pesos.

Dicha constructora no está afiliada a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), pero además tiene su domicilio registrado en el Estado de México.

Obviamente la inconformidad de los constructores locales, los del sur de Tamaulipas, es notoria, aunque todavía no explotan lo suficiente como para alzar la voz públicamente.

Buscando información del tema, supe que Comapa Zona Conurbada, había dejado fuera de la obra que se le asignó al suegro y yerno de MÓNICA, argumentando que no cumplían con las bases para concursar, entre ellas la que es propiedad de EDUARDO VELA, de calidad probada por años en la zona.

Pero además los de la CMIC se duelen de que Comapa Zona Conurbada no ha asignado obras a sus miembros, porque en el mismo reporte aparecen Proyectos Constructivos Geomarítimos S.A de C.V, Proyectos Ejecutivos del Golfo S.A de C.V, Constructora y Arrendadora Luka S.A de C.v, ninguna de ellas miembro de la CMIC también con obra en Comapa.

Pero hablaba de MÓNICA y el presunto tráfico de influencias en el que puede haber incurrido junto con GONZÁLEZ CASANOVA al beneficiar a sus parientes y resulta que no les ha sido suficiente con la asignación de obras en Comapa.

Ahí mismo, la empresa CARDANBAR S.A de C.V también se está llevando sus buenos billetes gracias a la renta de pipas.

Por si quedaba alguna duda, CARDANBAR se forma con los nombres CARLOS y DANIEL, más el apellido BARREDA.

¿El gobernador sabe?, ¿el gobernador permite que su hermana y parientes se beneficien faltando a la ética?, ¿el gobernador está engañado?

¿Y qué opina el Consejo de la Comapa Zona Conurbada donde debe haber gente del municipio panista de Tampico, el morenista de Madero, la UAT, los empresarios y otras dependencias sobre lo que la señora MÓNICA y su familia, en complicidad con el gerente FRANCISCO JOSÉ GONZÁLEZ CASANOVA están haciendo?

Habrá que cuestionar a los integrantes del consejo, porque las consecuencias de la pésima, y por lo visto, corrupta administración de la Comapa ya tiene sus consecuencias en las calles de Tampico y Madero.
Bastaría con que los consejeros se den una vuelta por Migamapolis donde dominan los arroyos de aguas negras pestilentes, lo mismo que en vastas zonas del centro de Tampico donde el hedor es el sello característico y nada presumible de la ciudad.

Y es que GONZÁLEZ CASANOVA cree que con boletines de prensa y comentarios pagados desde la oficina de ARMANDO JUÁREZ, su vocero, se van a reparar las fugas, se van a remediar los baches que estas ocasionan.

Tampoco con esa estrategia de comentarios pagados para que le peguen a líderes como la señora REYNA SILVA LAGUNES, se van a terminar las quejas de ciudadanos pobres que son acosados por la Comapa queriendo que les paguen decenas de miles de pesos por el consumo, como ocurre con los de la colonia Adriana González.

Están equivocados, no son los tiempos de ALVARO GARZA CANTÚ, cuando no había redes sociales y JUÁREZ tenía todo el día para ir a arreglar a los periódicos que saldrían impresos al día siguiente y nadie se enteraba de la corrupción que entonces imperó… son otros tiempos, solo que ellos son los mismos corruptos.