Sáb. May 18th, 2024

Cd. Victoria, Tam.- Por fin, la Judicatura Federal mostró tantita vergüenza al echar abajo el amparo emitido el 20 de febrero pasado y que protegía al exgobernador CABEZA DE VACA contra la orden de captura girada en su contra.

Y que de paso haya reubicado al obsequioso juez octavo de distrito en Reynosa, FAUSTINO GUTIÉRREZ PÉREZ, quien ahora despachará como titular del juzgado segundo en Matamoros. Lo hicieron a un lado.
Necesario es reconocer esa misteriosa habilidad que tiene CABEZA para incentivar la buena voluntad de jueces alegres y ligeritos de cascos como FAUSTINO.

Parecería, incluso, que entre uno y otro existiera alguna relación de tipo clientelar. Amigos, socios, ya no sabe uno. El cariño parecía fluir en ambas direcciones.

La decisión y argumentación del caso proceden del Primer Tribunal Colegiado donde los magistrados ROGELIO JOSUÉ MARTÍNEZ, MAURICIO FERNÁNDEZ DE LA MORA y ARTEMIO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ decidieron tomar cartas en el asunto, corregir el entuerto, cancelar el amparo y cambiar a la autoridad cómplice.

Sentencia amplia y muy razonada de los tres juristas que cuestionan a FAUSTINO, quien parece haber ganado a pulso la fama de chico fácil entre la prensa regional.

Se habría cometido una violación procesal al despachar con tanta prisa el trámite solicitado por la defensa, sin escuchar a la fiscalía.

En la revisión del expediente, dicho juez atendió los argumentos de CABEZA pero jamás convocó a su contraparte, el Ministerio Público Federal, como lo marca la Ley de Amparo.
Parecería, incluso, que el citado juez formase parte de dicha defensoría, pues bajo el disfraz de autoridad imparcial, traía bien puesta la camiseta albiazul. La de los cuernos.

Los magistrados que echaron abajo la más reciente diablura de FAUSTINO lo califican de negligente. Aunque si consultamos el tumbaburros, la palabreja en cuestión (del latín: “negligentia”) apunta hacia la “falta de cuidado” y se asocia con despropósitos como “apatía, dejadez, desidia.”

Lo cual en cierta medida lo exculpa, pues señala el error pero no el acto deliberado. Aunque la prensa tiene otros datos. Tontito no es. Más bien se pasa de vivo para hacer feliz a su amigo, el beneficiario de los amparos.

LOS HECHOS
En lo nacional, se confirma que XOCHITL GÁLVEZ ganó la candidatura del bloque opositor. Y dado que ninguna encuestadora importante le vaticina buenos números a MARCELO, cabría asumir que la abanderada guinda será CLAUDIA.

Mire usted, a estas alturas de calendario, cuando faltan todavía nueve meses para las votaciones, son ya muchos los misterios resueltos. Incógnitas despejadas, diría mi maestro de álgebra.
Señalar que la señora GÁLVEZ ya amarró significa que ni CREEL, ni DE LA MADRID, ni ANAYA, ni GURRÍA, ni LILLY, ni la treintena de figuras cuyas imágenes atiborraron las primeras planas, tendrán participación en la contienda principal del 2024.

Y decir, también, que #EsClaudia nos ahorra las zonceras de ADÁN AUGUSTO y los titubeos que hundieron a EBRARD y MONREAL. La poda ha sido general.

Unos por autodescarte, otros por eliminación, ya solo quedan las dos opciones que el sentido común nos sugirió desde hace algunas semanas: SHEINBAUM y GÁLVEZ. Esto y dos incógnitas menores, a saber:
(1) Qué hará MARCELO tras su inminente derrota en una puja interna donde peleó con visible desventaja y soportó sin remedio el piso disparejo. Amén de su inconformidad con las encuestas de MORENA.
(2) Y, también, hasta dónde va a llegar la guerra intestina del partido naranja donde muchos ahora pugnan por la exclusión de DANTE DELGADO, personaje que, sin tener autoridad formal, continúa siendo dueño de la franquicia.

Todo puede pasar, desde que el veracruzano se obstine en lanzar candidato propio y los gobernadores que lo hacen fuerte (Jalisco y Nuevo León) negocien con CLAUDIA o XÓCHITL, cada cual por su cuenta, quedando el MC a la deriva.

Dudas que subsisten en un mar cada día más amplio de certezas. Ya supimos quiénes quedan fuera (el montón arriba citado) y los nombres de las dos virtuales candidatas.

LA RESACA
Lo de SHEINBAUM se oficializa el miércoles próximo, aunque las redes andan muy bravas tras la declinación de BEATRIZ y le están gritando a EBRARD que haga lo mismo.

Lo cuál sería una bofetada a la credibilidad del proceso guinda. Similar al disgusto que hoy causa el colapso de la competencia frentista al abolir la votación final. Se pierde seriedad cuando meses de esfuerzo organizativo desembocan en una cancelación apresurada.

En la columna de este jueves comenté que las opciones de PAREDES eran: “(1) resistir hasta el final, aunque los resultados sean francamente deshonrosos, o bien (2) retirarse antes y salvar un poquitín la figura” (https://tinyl.io/9HFV).

Observadores del proceso dicen ahora que la tlaxcalteca evitó con su autodescarte una derrota deshonrosa, ante la apabullante ventaja numérica de la señora GÁLVEZ. En términos futboleros, prefirió perder por default que por goliza. Salvó la cara al evitar una paliza.

Igual, se antoja dudoso el dicho de que GÁLVEZ “desfondó” a PAREDES y esto explicaría su retiro anticipado. Por favor, no se puede desfondar a quien siempre anduvo con fondos insuficientes.
O, en todo caso, el desfonde fue simultáneo y afectó a todos los aspirantes de la alianza PRI-PAN-PRD, tras el ascenso repentino de XÓCHITL, luego de su diferendo con AMLO.

Siendo francos, BEATRIZ habría perdido hasta con CREEL. Y aquí no hablamos de merecimientos ni de inteligencia, cultura, preparación, experiencia o capacidad para gobernar, sino de impacto popular.
Es un tema de marketing electoral. Y en este aspecto, mire usted, la tlaxcalteca es pesadita, densa como el atole, anticlimática con ganas, aburridísima, sus discursos dejan un gusto a ladrillo. Tiene la agilidad de una oruga, no emociona ni en su tierra.
Sin novedad, ganó XÓCHITL.