Lun. May 20th, 2024

Ciudad de México.- El alcalde de Ciudad Victoria, Eduardo Gattás Báez, se encuentra en el epicentro de un nuevo escándalo, ya que ha sido denunciado por la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos A.C. (AMPDA) y un conglomerado de asociaciones, debido a su presunta participación en un ataque sistemático contra periodistas, comunicadores y creadores de contenido en la región.

La denuncia, presentada ante el Fiscal General de la República, el Dr. Alejandro Gertz Manero, y el Fiscal Especializado en Atención a Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, señala a Gattás Báez, su hermano Mauricio Gattas Baez y varios de sus colaboradores, como presuntos responsables de amenazas, corrupción, ejercicio ilícito de servicio público y otros delitos dirigidos contra comunicadores.

Según la denuncia, el alcalde Eduardo Gattás Báez habría proferido amenazas y agresiones, tanto directas como veladas, además de acosar a las familias de un total de 10 comunicadores y a sus equipos de trabajo en medios de comunicación locales. Estas amenazas se habrían materializado a través de declaraciones públicas, entrevistas en la vía pública, mensajes en redes sociales y encuentros personales durante sus conocidas «mañaneras», así como ataques registrados y documentados por peritos especializados en asuntos digitales de la Agencia de Investigación Criminal.

https://x.com/AlertaAMPDA/status/1704557953343213652/

La denuncia también alega que estas acciones tienen como propósito intimidar y coartar la labor periodística de los afectados, creando un ambiente hostil que pone en riesgo su seguridad personal y su derecho a la libre expresión. También se menciona el acoso sistemático a familiares directos, incluyendo cónyuges de periodistas e influyentes críticos del alcalde, quien previamente perteneció al PRI y luego se adhirió a MORENA.

Además, se acusa y se presentan pruebas de que el alcalde utiliza recursos públicos para difamar a los periodistas y a sus medios de comunicación, lo que podría constituir un uso indebido de fondos gubernamentales con fines políticos y personales.

Uno de los incidentes notables mencionados en la denuncia implica declaraciones del alcalde Eduardo Gattás Báez durante una conferencia matutina, en la que insinuó la participación de periodistas en actividades relacionadas con el crimen organizado, exponiendo su integridad y sus derechos mediante apología de delito. Esto ha generado preocupación en cuanto al respeto de los derechos de los comunicadores y el uso de recursos públicos para promover narrativas difamatorias.

La Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos, Artículo 19, Reporteros Sin Fronteras y el Comité para la Protección de Periodistas de Nueva York exigen que se lleve a cabo una exhaustiva investigación sobre estos hechos y que se tomen las medidas cautelares necesarias para garantizar la seguridad de los periodistas afectados. Asimismo, solicitan la intervención del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, para brindar apoyo y protección a los afectados.

Este caso subraya la importancia de preservar la libertad de prensa y la integridad de los periodistas en México, así como de asegurar que las autoridades locales rindan cuentas y respeten la ley.