Sáb. May 18th, 2024

FORBES. – El multimillonario George Soros ha entregado el control de su imperio, valorado en 25 mil millones de dólares (algo más de 23 mil millones de euros) a su hijo menor, Alexander Soros, de 37 años, según publica este lunes el periódico estadounidense Wall Street Journal.

El nuevo líder del entramado filantrópico se declara en la entrevista con el diario económico como “más político” que su padre y aboga por aumentar el apoyo a través de sus asociaciones al derecho al voto y al aborto.

Las Fundaciones de Sociedad Abierta sin fines de lucro de Soros, (OSF, por sus siglas en inglés) destina alrededor de mil 500 millones de dólares (mil 395 millones de euros) a grupos en defensa de los derechos humanos, así como a instituciones educativas y a campañas políticas vinculadas a reducir las tasas de encarcelamiento y los prejuicios raciales del sistema judicial estadounidense.

La decisión de George Soros, de 92 años, ha sorprendido en tanto que anteriormente manifestó que no quería que la fundación quedara en manos de alguno de sus hijos “por una cuestión de principios”, ya que prefería que fuera manejada por “alguien más adecuado”.

Alexander Soros fue designado el pasado diciembre como presidente de OSF por su junta y dirige igualmente el “súper PAC” que respalda esas campañas políticas; la inmensa mayoría de los 25 mil millones de dólares se destinarán a la fundación, mientras que se han reservado unos 125 millones (116 millones de euros) para el “súper PAC”.

El pequeño de los hijos de George Soros es el único miembro de la familia en el comité de inversiones que analiza la gestión de fondos de Soros, la firma que supervisa el dinero para la fundación y la familia.