Sáb. May 18th, 2024

Cd. Victoria, Tam.- “A mí que me den por muerto”, solía decir ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en sus tiempos de gobernante capitalino, hace cosa de 20 años, cuando le preguntaban si buscaría la presidencia en 2006.

La sola frase inspiró la parodia del humorista televisivo ANDRÉS BUSTAMANTE (el llamado “Güiri-Güiri”). Como tantas cosas que dice AMLO, se trata de una vieja anécdota citada a veces de manera velada, en calidad de chiste privado, similar al tema de las corcholatas, entre tantas más, que las generaciones más jóvenes no necesariamente entienden.

En este caso hacía alusión a un personaje popular que fue retado a un duelo y, para evitar riesgos, mandó el recado con un representante: “a mí que me den por muerto”, seguido de una mentada de madre.
Lo cual, en política, no siempre es mentira o vacilada. A menudo revela desapego y acaso ello simplifique las cosas a quienes permanecen en un estado de indiferencia relativa, en espera de los tiempos, frente a los que buscan el cargo con desmesura, como si les fuera la vida en ello.

Cabría recordar a dos gobernadores consecutivos de Nuevo León, el independiente JAIME, “El Bronco”, RODRÍGUEZ y el emecista SAMUEL GARCÍA.

Ambos dijeron en su momento que habían llegado para gobernar dicho estado los seis años de su mandato y (por ende) jamás buscarían la candidatura presidencial. Y los dos han ido tras ella, hasta ahora sin fortuna.

Por cierto, también DONALDITO COLOSIO prometió al llegar que terminaría su trienio en la presidencia municipal de Monterrey y ya ve usted, anda en la bola.

Y en eso de morir y vivir en política, en materia de aspiraciones (con y sin prospectiva) todo indica que ALITO MORENO, dirigente nacional del PRI, ya da por muerta (derrotada) a doña BEATRIZ PAREDES, su compañera de partido (https://tinyl.io/9GGO).

Y también cuando acepta que a BEATRIZ “no le favorecen las encuestas.” (https://tinyl.io/9GHf). Declaraciones que a la licenciada PAREDES le agriaron el gusto y las calificó de “banqueteras” (https://tinyl.io/9GGR).

Aunque ALITO no es el primero. El pasado viernes 25 de agosto hizo lo propio el más vivo de los “Chuchos”, el sonorense JESÚS ZAMBRANO, desde su dirigencia eterna del Sol Azteca.
-“Sí hay tiro con XÓCHITL en 2024″, dijo ZAMBRANO, reconociendo en la dama cualidades como “valentía, frescura y propuestas.” (https://tinyl.io/9GG6).

Mire usted, ya son dos dirigentes nacionales con similar diagnóstico y opinión, ALITO y CHUCHO, en la trinca del Frente Amplio. Faltaría el PAN, aunque siendo XOCHITL ya única militante albiazul que está en la pelea, pues hombre, no es necesario preguntar a MARKO CORTEZ con quien se va, con la hermana o con la prima.

¿Habrá algún albiazul que vote por la tlaxcalteca?… peor que difícil, imposible, a menos que se trate de un pariente cercanísimo de la interfecta. Priísta de closet, acaso.

DATOS UNÁNIMES
Ya falta menos, la duda se resuelve este domingo, con anuncio oficial para medios y redes, aclamación con trompetas, papel picado. Y también una interminable legión de presuntos expertos y profetas del presente argumentando cosas como: “te lo dije, ya lo sabía, era lo más lógico, no había de otra, (etc)…”

Aunque todos los dimes y diretes quedan a un lado cuando nos asomamos a las encuestas. Ayer comenté aquí dos de ellas de los diarios REFORMA y EL FINANCIERO. En la primera XOCHITL GÁLVEZ aventaja a BEATRIZ PAREDES 44% contra 30%. En la segunda 58% contra 42% (tinyl.io/9GGZ).

Este martes, ELECTORALIA mostró sus números más recientes, donde las preferencias indican 56% para GÁLVEZ y 23% para la señora PAREDES. (En PDF, la encuesta completa: tinyl.io/9GGj).

Ello mientras la agencia POLLS, que integra datos de varias casas encuestadoras, otorga a GÁLVEZ el 65% de las preferencias contra el 34% de PAREDES (tinyl.io/9GGt).

Lo interesante es que, en la trinchera contraria, la competencia guinda, los comparativos entre CLAUDIA SHEINBAUM y MARCELO EBRARD son muy parecidos a los que arriba vemos entre la oposición.
Una de dos, o PAREDES sufre el “síndrome MARCELO”, o el señor EBRARD contrajo alguna fiebre tlaxcalteca, porque ambos insisten en continuar en su lucha por encima de todos los pronósticos y pese a los números prácticamente unánimes, que pesan en su contra.

Con cifras variables, unas más, otras menos, todas las agencias otorgan ventajas abismales a CLAUDIA en MORENA y también a XÓCHITL dentro del bloque opositor, el Frente Amplio por México.
De cualquier manera, tales esfuerzos un tanto cuanto trompicados, costosos, desaseados, que han buscado impulsar a nuestra vida de partidos por el camino de la democracia interna, deben apreciarse en lo que valen.

Sobre todo si (como ayer se apuntó en este espacio) el antecedente inmediato, la elección presidencial del 2018, careció de contiendas internas. Fueron tres decisiones cupulares, MEADE, ANAYA y LÓPEZ OBRADOR.

Por lo menos ahora hubo algo parecido a una competencia. Aunque sinceramente a los electores les hubiera gustado ver debates desde los procesos internos. Todos y todas nos quedaron a deber diagnósticos y planes de acción. A ver como se portan en la constitucional.