Mié. May 22nd, 2024

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) no está incrementando su participación de mercado en la generación eléctrica con la compra de las 13 plantas de Iberdrola, así lo aseguró en un análisis el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El organismo aseguró que la venta de los complejos, por más de seis mil millones de dólares, es a un fideicomiso privado con participación mayoritaria del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) y otras instituciones públicas mexicanas. Sin embargo, será gestionado por Mexico Infrastructure Partners (MIP), una administradora de fondos enfocada en inversiones en infraestructura y energía.

El contar con financiamiento del sector público no cambia que legalmente la propiedad de las centrales se mantendrá privada. Sin embargo, todavía no es público a cuánto asciende la participación de las entidades públicas, hasta el momento se desconoce la composición del capital del fideicomiso que gestionará estas centrales.

Esta venta no representa una nacionalización de la industria, ni cambia la operación del Mercado Eléctrico Mayorista”.

El IMCO explicó que diez de las plantas en venta operan bajo la figura de Productores Independientes de Energía (PIEs), es decir, son proyectos que venden su producción a la CFE.