Jue. May 30th, 2024

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, denunció este domingo los «actos de violencia sin sentido» de un hombre que mató a tiros a ocho personas y dejó a otras siete heridas en un centro comercial en el sureño estado de Texas.

El mandatario estadounidense ordenó que las banderas estadounidenses ondeen a media asta en los edificios federales, las bases militares y las embajadas estadunidenses hasta el atardecer del 11 de mayo, como una señal de respeto por las víctimas. El luto nacional durará cinco días.

“Como una muestra de respeto por las víctimas de los actos de violencia (…) ordeno de la bandera de los Estados Unidos ondee a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios y terrenos públicos”, apuntó el mandatario.

También en todos los puestos militares y estaciones navales, así como en las embajadas y otras instalaciones oficiales en el extranjero, “hasta la puesta del sol del 11 de mayo”, explicó.

El Presidente volvió a urgir el domingo al Congreso a prohibir los rifles semiautomáticos como el que se usó en el tiroteo que se registró en el centro comercial en el sureño estado de Texas.

“Una vez más, le pido al Congreso que me envié un proyecto de ley que prohíba las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad (…) Lo promulgaré de inmediato”, dijo Biden en un comunicado.

Un día después del último tiroteo masivo producido en Estados Unidos, todavía se desconoce la identidad del atacante y las motivaciones que lo llevaron a conducir hasta un centro comercial y disparar indiscriminadamente a la gente que se encontraba comprando.

Al menos 8 personas murieron, entre ellas un niño de 5 años y 7 más resultaron heridas, varias de ellas de gravedad. El agresor fue abatido.