Sáb. May 18th, 2024

Por Oscar Díaz Salazar

A partir de los movimientos en la titularidad de las oficinas de las subdelegaciónes federales de Bienestar, anunciadas por el Delegado Luis Lauro Reyes, se sabe que varios comentaristas han interpretado esos relevos, como una pérdida de poder e influencia del primero que ejerció ese cargo, el hoy senador José Ramón Gómez Leal, apodado JR.

Si acaso hay alguien que perdió con esos cambios, fue el mismo que puso a los funcionarios despedidos, siendo el presidente AMLO quien integró ese equipo de colaboradores, como lo desmenuzo en los párrafos siguientes

Me parece que más que un golpe para JR, es un golpe para el propio presidente AMLO.

Cuando JR fue invitado a ser el Delegado de los llamados Siervos de la Nación, la mayoría de los 9 Coordinadores Distritales de la Campaña 2017-2018, fueron designados Directores Regionales, con excepción de Nuevo Laredo donde se nombró al hijo de una amiga del Presidente, después de un tiempo, fue sustituido por quien fue el coordinador distrital. A Deandar lo pondrían por segunda vez, después de que no logró sostenerse en la primera oportunidad, y a pesar de que no participó en la campaña del 2017-2018

En el caso de Reynosa, se nombró a un amigo del Presidente, el Guasón, y al no estar de acuerdo con ser subordinado de JR, no tomó posesión del cargo, por lo que a la postre, Claudia Hernández Sáenz vino a ocupar la vacante.

Menciones especiales deben ser el Señor Pedro Castillo del Mante que aparte de amigo personal, fue maestro de ceremonias del candidato AMLO, en el recorrido por Tamaulipas.

El Profe Eloy de San Fernando, es también amigo personal y que decir de la maestra Micaela de Victoria, cuyo afecto del presidente siempre fue evidente.

Asi que, no, no quitaron al equipo de JR, quitaron al equipo del Presidente.

¡Bien por el profe Luis Lauro, se echó al presidente en contra!