Lun. May 20th, 2024

Ciudad de México, INFOBAE. – El diputado federal con licencia del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña, recriminó la ausencia de debates en el proceso que dio a conocer el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con el que buscan designar al candidato a la Presidencia de la República.

Aunque el político de la Ciudad de México reiteró que participará en el proceso, refirió que el día que se encontró con el presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, se le invitó a no sólo asistir a la reunión de este día, sino a dar un discurso; sin embargo, tal momento nunca ocurrió.

“Mario Delgado no me va a dejar mentir, mi pecho no es bodega, desayuné con él y él me dijo ‘te invito al Consejo de Morena y vas a dar un mensaje’. Le mandé todavía un papelito diciendo ‘oye, por qué le tienen miedo a la palabra. Estamos lo seis y no vamos a hablar’”, refirió.

Para argumentar mejor su punto, el diputado refirió que las formas que ha tenido Morena para designar a sus candidatos no las comparte porque serían, desde su perspectiva, las que evaden los debates o la confrontación de ideas, mientras que él se considera un hombre que viene de la izquierda que tiene como cultura política de debate.

“Mario Delgado incumplió su palabra de que íbamos a hacer uso de la timora porque yo ahí habría planteado mis preocupaciones”

Por lo que criticó que ninguna persona piense diferente en Morena, pues refirió que lo que él pudo observar es que no hay discusión ni confrontación hacia ideas que no parecen correctas a nivel personal. Además, recordó que ni a él ni a Manuel Velasco los invitaron a firmar el acuerdo político ni aparecieron sus nombres en el documento que se emitió.

“Morena es el partido, no sólo más importante del movimiento, sino el más importante del país. Es una cosa extraordinaria lo que ha hecho (…) es un fenómeno político único en el mundo, pero la candidatura es del pueblo, es del movimiento, es de los partidos del movimiento”, recordó.

Tras lo cual, profundizó en su crítica a la ausencia de debates y señaló que, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dejó abierta la puerta para que fueran los aspirantes los que se pusieran de acuerdo, la práctica quedó fuera.

Y es que para Fernández Noroña la práctica del debate es inherente a la vida democrática mexicana, por lo que no concibió que ésta se hubiera quedado fuera y que nadie levantara la mano, durante la reunión, para solicitar que se incluyera o debatiera o se votara para agregarla al documento que se emitió.

“No al debate (…) dentro de la tradición democrática de nuestro país, el debate está siempre presente y en la izquierda ni se diga. La izquierda debate y debatir no es pelearse, debatir no es injuriar, debatir no es lastimar a un compañero (…) si se quiere acallar un voto de castidad, de silencio y de no sé qué otra cosa, pues yo veo que prohibieron”, explicó.

“¿Cómo que no haya debate? ¿Cómo que no debe de haber? (…)”

Pese a lo anterior, en medio de un video en vivo en sus redes sociales que tituló ¿Quién le teme al debate?, el legislador consideró la reunión del Consejo Nacional del partido guinda como un hecho histórico e importante porque se resolvieron los puntos fundamentales del proceso para la designación del candidato a la titularidad del Ejecutivo Federal.

“Se espera que el 6 de septiembre se tenga, muy temprano, se tenga la definición. (…) nos pusieron del 19 de junio al 28 de agosto, si mal no recuerdo, que serán los recorridos de quienes aspiramos a la coordinación, entonces yo voy a ser respetuosos de los tiempos, no van a decir que yo estoy adelantándome por unos eventos este fin de semana”, refirió.

De acuerdo con Fernández Noroña, la reunión de este domingo resolvió en esencia la unidad y la importancia del proceso, es decir, cómo se desarrollará la encuesta con la que se buscará conocer a la persona que aparecerá en la boleta el próximo 4 de junio.

Finalmente, el petista indicó que, desde su punto de vista, el comité de Morena que encabezará la encuesta deberá de renovarse, pues consideró que “está manchada su credibilidad”. Asimismo, refirió que no cree en poder proponer a dos casas encuestadoras, aunque dejó abierta la puerta para que sea su partido el que tome la decisión final.