Mié. May 22nd, 2024

CIUDAD VICTORIA. —La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codhet), “considera que existe responsabilidad institucional por parte del Hospital”, luego que tres de sus empleados, extraviaran el cuerpo de una bebé de ocho meses de gestación y posteriormente la incineraran sin la autorización de sus padres.

Además, los tres empleados serán obligados a reparar el daño que hicieron, por no cumplir con el manual de procedimientos establecidos en el nosocomio, noticia que previamente se dio a conocer.
En su recomendación 01/2023, cuya queja es la número 152/2022, con fecha del 21 de marzo del 2023, la Codhet pidió que se convenga con la víctima en cuando la reparación del daño y “se envíen a esta Comisión las constancias que acrediten su cumplimiento”.

Además, la Codhet pidió a las autoridades del Hospital General que: “Se realice un diagnóstico sobre las áreas de oportunidad en materia de normativa, procedimental y presupuestal, debiendo establecer las necesidades del mismo y solicitar ante las instancias correspondientes la dotación de los recursos necesarios para solventarlas”.

Es decir que el nosocomio “Norberto Treviño Zapata” está obligado a “generar un marco normativo y procedimental respecto al tránsito, depósito, resguardo y entrega de cadáveres, óbitos, piezas y órganos anatómicos”.

Agrega que, en dicho marco normativo, deberá establecer, con precisión, manuales y/o protocolos escrupulosamente detallados que se deban llevar a cabo y en el que se establezcan con claridad las áreas y personal responsable de su instrumentación y supervisión.

Como se recordará, el once de julio de 2022, la señora Evelyn Rangel ingresó al Hospital General “Norberto Treviño Zapata” y al día siguiente comenzaron las labores de parto con ocho meses de gestación, pero lamentablemente la bebé nació sin vida.

Una de las enfermeras que atendió el alumbramiento fallido, aseguró que el cuerpo se lo entregó a un camillero, señalando que se puso en la gaveta número dos a las 18:53 horas del 12 de julio.

La versión quedó plasmada en el formado de depósito y entrega de cadáver, óbitos, piezas y órganos anatómicos del mencionado nosocomio, pero el 14 de julio, se dieron cuenta que el cadáver no estaba en la gaveta, por esa razón el Director del nosocomio decidió interponer una denuncia, dando una lista de todo el personal que tiene acceso al área.

En la recomendación de la Codhet, se cita: “debido a la equivocación del personal adscrito, el producto óbito había sido cremado, no restando más que realizarles la entrega de la urna con las cenizas del cuerpo incinerado”.

Y además agrega el documento: “produciéndose la intervención de la Fiscalía General de Justicia, a fin de que se deslindaran responsabilidades por el delito de responsabilidad técnica, médica y administrativa”.