Dom. May 19th, 2024

REYNOSA, TAM.- El gobernador Américo Villarreal Anaya visitó a la comunidad de migrantes del albergue Senda de Vida 2, en un encuentro inédito, en el que reflejó su espíritu humanista y expresó su preocupación e interés por atender personalmente las condiciones de las personas refugiadas en este lugar.

Tras ser recibido por el pastor Héctor Silva de Luna y su esposa Mary Luz, acompañado por el alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz, el gobernador Américo Villarreal habló de manera franca y cálida a los migrantes y dejó claro su compromiso de disponer toda la atención del Estado para que su estancia temporal en territorio tamaulipeco sea digna.

«Que sepan que aquí tienen las puertas abiertas y estaremos velando para poder estarles manteniendo una mejor condición y calidad de vida», dijo y adelantó a los infantes, que pronto recibirán una sorpresa para festejarlos por su día.

Recordó que recientemente su esposa María de Villarreal visitó el albergue y llevó importantes beneficios; el «doctor» como fue recibido por los migrantes, fue emotivo en sus palabras al pedir apoyar a «quienes no han sido en un momento dado, favorecidos en su país y que buscan mejores alternativas y oportunidades en otras regiones y que en este momento toca que tengan que transitar por México y en específico por nuestro estado de Tamaulipas, que sientan el afecto y la empatía, ante sus circunstancias de vida”, agregó.

«Que estos hermosos niños, en su estancia por el tiempo que estuvieron aquí, sepan que hubo gente que se preocupó por ustedes y que buscó darles una mejor oportunidad y solución a las circunstancias que les está tocando vivir», expresó.

«Nunca antes un gobernador había venido a darnos tan buenas noticias», dijo emocionado el pastor Héctor Silva, junto a migrantes de Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, Haití, Venezuela, Cuba y Ecuador, quienes le dieron la bienvenida al gobernador y sus acompañantes.

En su recorrido por el albergue, Américo Villarreal conoció de cerca las diversas áreas, tomó nota de las necesidades más apremiantes del lugar y dispuso atenderlas de inmediato, con acciones de educación, salud, y alimentación, seguridad, entre otras, además de mejoras a la infraestructura del lugar.

«Un abrazo y para adelante, échenle ganas, porque estamos muy seguros de que si les va bien a ustedes, es más probable que nos vaya bien también a nosotros. Así es que estamos viendo por ustedes», reiteró.

Luego de recorrer el patio central, la cocina, el dispensario médico y dormitorios, el gobernador fue invitado al comedor donde le prepararon «pollo enchilado», un platillo venezolano y compartió con el cocinero reflexiones de vida.

En este encuentro, el alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz, reconoció que Américo Villarreal es un gobernante que ha estado trabajando fuerte y se preocupa por el tema migratorio y aseguró que juntos, los tres niveles de gobierno, trabajarán para mejorar las condiciones en los dos albergues Senda de Vida.

A este recorrido también se dieron cita el delegado del Instituto Nacional de Migración en Tamaulipas, Seguismundo Doguín Martínez; Felipe Garza Narváez, delegado de Gobernación y el secretario general de Gobierno, Héctor Joel Villegas González.